Lo que deben saber sobre la silla de ruedas. Parte 2.

– Parte 2 de 3

Buenos días amigos, ¿cómo amanecieron? Espero que muy bien, porque el día de hoy continúo con el tema de la semana. En esta parte en específico me voy a enfocar en ciertas actividades que se les puede dificultar a las personas que utilizan la silla de ruedas, por lo que a continuación les redactaré paso por paso, para que se les facilite realizar estas actividades. Saludos.

 

* Manejo correcto de la silla de ruedas

  • Pasar de la cama a la silla de ruedas

Para esto, primero necesita el ayudante colocar la silla de ruedas a un lado de la cama y fijarla; es necesario quitar los reposapiés de la silla. El ayudante tiene que tratar de mover a la persona a la parte lateral de la cama y para poder lograr que la persona se siente, es necesario realizar una maniobra en la cual hay que colocar una mano bajo la espalda y otra bajo las rodillas de la persona, en tanto que el ayudante debe de tener sus pies separados lograr una mayor fuerza, y después tiene que realizar un movimiento para que la persona gire y se siente en el borde de la cama, hay que esperar un poco de tiempo para que la persona no se maree. Ya sentada, el ayudante debe colocarle los zapatos. Después de esto el ayudante tiene que colocarse frente a la persona con el pie que está más próximo a la silla por delante del otro. Tras esto, la persona, sentada en la cama, pone sus manos en sus hombros mientras el ayudante sujeta a la persona por la cintura.

En el siguiente movimiento la persona pone los pies en el suelo y la persona cuidadora sujeta con su tobillo más avanzado el tobillo correspondiente de la persona dependiente para que no se doble involuntariamente.

La persona cuidadora gira junto con la dependiente y, una vez colocado frente a la silla, flexiona las rodillas de forma que el paciente pueda bajar y sentarse en la silla.

 

  • Bajar un escalón

El ayudante debe Inclinar la silla de ruedas hacia atrás hasta que se encuentre en equilibrio, empujando con el pie una de las barras de apoyo. Después de eso debe empujar suavemente la silla hasta el borde del escalón. Esta bajada se logra sobre las dos ruedas grandes. Al finalizar el movimiento es necesario apoyar con suavidad las dos ruedas pequeñas cuando el escalón esté libre de obstáculos.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín