Laberintitis. Parte 3.

– Parte 3 de 3

Bueno días amigos, ¿cómo amanecieron? Espero que con mucha energía, ya que voy a concluir el artículo de la semana: laberintitis. En esta última parte les voy a hablar sobre el diagnóstico y tratamiento de este padecimiento. Espero que les sea de gran utilidad para ustedes. Amigos el día de hoy es considerado una de las tradiciones más representativas de nuestra cultura mexicana, por lo que en caso de que perdieron a alguien cercano, puedan visitarlo el día de hoy. Saludos.

 

* Diagnóstico

El médico va a diagnosticar esta enfermedad preguntando los antecedentes del paciente, los síntomas y lo va a explorar de manera completa para ver ciertos signos neurológicos. El diagnóstico inicial está basado en los síntomas y en los resultados de la exploración física. Generalmente, el diagnóstico de laberintitis no requiere otros exámenes. Pero algunas veces el médico también puede solicitarle lo siguiente:

  • Examen del oído medio para evaluar signos de de infección viral o bacteriana.
  • Estudios de audición.
  • Electronistagmograma. Es un estudio del movimiento del ojo.
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética para ver las estructuras de la cabeza. Se realiza una tomografía computarizada del cráneo para buscar anomalías óseas en el hueso (hueso temporal) que contiene los oídos interno y medio, los huesos en el oído interno y el hueso situado detrás de la oreja. Los médicos también pueden hacer una resonancia magnética para ver si la infección se extiende hacia el interior del cerebro.

 

* Tratamiento

La laberintitis generalmente desaparece al cabo de unas cuantas semanas, sin embargo, los síntomas pueden necesitar tratamiento. El tratamiento de la laberintitis comprende lo siguiente:

  • Antibióticos de amplio espectro en caso que se trate de una infección bacteriana, basada en cultivo y antibiograma.
  • Antieméticos. Para controlar la náusea y el vómito.
  • Para controlar el mareo. Tales como la meclizina que ayuda a controlar la pérdida de balance.
  • Antihistamínicos.
  • Esteroides. Se recetan algunas veces, ya que se utiliza para controlar la inflamación.

 

La laberintitis es una inflamación del laberinto en el oído interno. El laberinto es un sistema del oído interno que cuando se altera puede afectar la audición, el equilibrio y el movimiento de los ojos.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos