Laberintitis. Parte 1.

– Parte 1 de 3

Hola amigos, ¿cómo les fue en su fin de semana? Espero que les haya ido muy bien. El día de hoy hablaremos sobre un tema que puede ser de gran interés para ustedes: laberintitis. Empezaré con una introducción de esta enfermedad y les diré por qué se produce esto. Saludos.

 

La laberintitis es la inflamación del oído interno o laberinto, que puede ser producido por el paso de microorganismos o toxinas en casos de otitis media.

 

El oído interno o laberinto es una de las tres porciones en que se divide el oído. Está formado por dos partes diferenciadas:

  • Laberinto anterior, también llamado cóclea o caracol, que se encarga de la audición.
  • Laberinto posterior o sistema vestibular, tiene la función de percibir la posición del cuerpo en el espacio y mantener el equilibrio. Está formado por los conductos semicirculares y una cámara, el vestíbulo, que se divide en dos partes que se llaman utrículo y sáculo.

 

Así, el laberinto interactúa con otros sistemas del organismo, tales como el visual (ojos) y el esquelético (músculos y articulaciones) para mantener la posición corporal.

 

* Causas

Durante una laberintitis, las partes del oído interno se irritan y se inflaman. Esto interfiere con su función, que incluye la capacidad para mantener el equilibrio. Esto se puede deber a diferentes causas.  Algunas de estos son las que se muestran a continuación:

  • Una infección viral o bacteriana. Esta es la causa más común, ya sea debido a una otitis media aguda grave o por una meningitis purulenta.
  • Lesión en la cabeza. Un traumatismo que causa una fractura del laberinto con infección subsiguiente.
  • Aumento de tamaño de un colesteatoma. El colesteatoma es un tipo de quiste cutáneo que se encuentra en el oído medio.
  • Tumor en la cabeza o el cerebro.
  • Enfermedad de los vasos sanguíneos.
  • Después de tomar ciertos fármacos que son peligrosos para el oído interno.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos