Hiperplasia endometrial. Parte 2.

– Parte 2 de 3

Buenos días amigos, ¿cómo amanecieron el día de hoy? Espero que con mucha energía. Ya que les seguiré hablando del artículo de la semana: la hiperplasia endometrial. En esta parte en específico vamos a ver los factores de riesgo y síntomas de la enfermedad. Espero que esta información sea útil para ustedes y les parezca interesante. Saludos.

* Factores de riesgo

Algunos de los factores que predisponen a la hiperplasia endometrial se muestran a continuación:

  • Edad. Ocurre más frecuente en mayores de 35 años de edad. La hiperplasia endometrial ocurre generalmente después de la menopausia, cuando se detiene la ovulación y ya no se produce progesterona.
  • Irregularidad menstrual. Por anovulación (sino ocurre la ovulación, no se produce la progesterona).
  • Obesidad. Generalmente tienen niveles de estrógenos más elevados que las mujeres que están en peso normal.
  • Diabetes mellitus.
  • Síndrome de ovario poliquístico. Ya que estas pacientes no ovulan con regularidad.
  • Tumores en ovarios. Ya que algunos tipos pueden producir estrógenos.
  • Mal diseño de la terapia estrogénica menopáusica. Las mujeres con menopausia y que tengan útero deben de tomar progesterona o progestina junto con estrógenos. No deben utilizar el puro estrógeno solo.
  • Uso de tamoxifeno. Este medicamento actúa como el estrógeno y se utiliza como tratamiento en algunos tipos de cáncer.
  • No haberse embarazado nunca.
  • Comienzo de menstruación a edad muy temprana o menopausia en edad avanzada. Por mayor tiempo de exposición de estrógenos en el cuerpo.
  • Tabaquismo.

* Síntomas

El principal síntoma de la hiperplasia endometrial es una menstruación anormal. Hay que prestar atención en los síntomas que se presentan a continuación:

  • Sangrado menstrual más abundante o más duradero de lo habitual.
  • Ciclos menstruales (cantidad de tiempo entre periodos) menores a 21 días
  • Sangrado o manchado entre períodos menstruales.
  • Ausencia del período (premenopausia).
  • Todo sangrado que se presente después de la menopausia.

En la mayoría de las mujeres con sangrado uterino anormal, la causa no es debida a cáncer. Sin embargo, si la causa es debido a hiperplasia endometrial, puede recomendarse tratamiento para poder prevenirlo.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos