Fascitis plantar. Parte 1.

– Parte 1 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que vaya muy bien, porque hoy voy a hablarles de un tema de gran importancia y común en nuestro entorno: la fascitis plantar. En esta ocasión voy a hablar de los aspectos más importantes de este padecimiento, así como sus factores de riesgo y causas. Saludos.

La fascitis plantar se refiere a la inflamación de una banda gruesa de tejido que se extiende a lo largo de la parte inferior del pie y que conecta el talón con los dedos del pie (fascia plantar). Esta, a su vez, constituye la causa más frecuente de dolor en la planta de los pies y una vez instalada dificulta en gran medida el desempeño de la persona. Es una entidad clínica en la que por su localización y sintomatología se dificulta la realización de tareas cotidianas o diarias, disminuyendo así la capacidad física del individuo.

La fascia plantar es un tejido fibroso formado por tres bandas (media, central y lateral) que conecta el hueso calcáneo con los dedos del pie y que sirve para dar tensión y apoyo al arco del pie.

* Factores de riesgo

Algunos de los factores que predisponen a este padecimiento son los siguientes:

  • El sobreuso es la causa más frecuente de fascitis plantar en pacientes deportistas, especialmente los que compiten corriendo o trotando mediante carreras.
  • Edad. La fascitis plantar es más común entre los 40 y 60 años de edad.
  • Inicio de actividades deportivas fuertes sin tener condición.
  • Calentamiento insuficiente en situaciones de estrés miofascial.
  • Sobrecarga muscular.
  • Debilidad muscular.
  • Anatomía del pie. Por ejemplo, tener pie plano, pie cavo, calcáneo valgo, etcétera.
  • Obesidad. El exceso de peso produce un estrés adicional en la fascia plantar.
  • Síndrome del túnel tarsiano. Se alteran los nervios y tendones que llegan al pie.

* Causas La fascitis plantar ocurre principalmente cuando sometemos a estrés repetido a nuestro talón, especialmente cuando corremos sobre terrenos o superficies duras, porque provocan un continuo golpeteo sobre el mismo, llevando a lo que se denomina médicamente microtraumatismos, que provocarán una inflamación en el talón y posteriormente el dolor.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos