Actividades recreativas para adultos mayores. Parte 2.

– Parte 2 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que vaya muy bien porque el día de hoy continúo con el tema de la semana: actividades recreativas para adultos mayores. En esta parte en específico voy a darles algunos ejemplos de estas actividades. Saludos.

 

Tras la jubilación el mayor tiempo de ocio es entendido como un fracaso. En ese punto hay que hacer ver a la persona el gran abanico de posibilidades que le ofrece disfrutar de otro tipo de actividades y cómo éstas, sin ser una obligación, deben guardar un orden y sentido. Algunas actividades son:

 

  • Bailar. Esta actividad tiene muchas ventajas, como fortalecer los músculos debido a que al momento de bailar participan diferentes grupos musculares y se aumenta la fuerza y la resistencia de éstos, mejora el sistema cardiovascular, favorece la circulación sanguínea, aumenta la flexibilidad, disminuye las posibilidades de padecer enfermedades crónicas (la diabetes, hipertensión, osteoporosis), disminuye el estrés. Otra de las razones por la que el bailar es recomendable es debido a que permite la relajación y libera tensiones, puede beneficiar al cerebro, ya que mejora la concentración y la memoria. Y gracias a esto puede prevenir algunas enfermedades relacionadas como el Alzheimer.

 

  • Dibujar. El dibujo es una forma de entretenimiento y a la vez de terapia ocupacional que puede mejorar la calidad de vida de un adulto mayor. Al estar entretenidos, el estrés disminuye, se sienten creativos y los días se hacen menos pesados, sobre todo si se padece alguna enfermedad. Se estimulan conexiones cerebrales muy importantes para evitar o controlar los efectos de algunas enfermedades como la artritis. Quien dedica varias horas a pintar o a crear, entra un estado de concentración muy importante que borra el entorno y el tiempo transcurre. Los dolores físicos desaparecen momentáneamente.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos