La importancia del respeto en la tercera edad. Parte 1.

– Parte 1 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que vaya muy bien, porque el día de hoy les tengo preparado un tema que todos deben de tomar conciencia: la importancia del respeto en la tercera edad. En esta primera parte voy a empezar con una introducción de lo relevante que es esto. Saludos.

 

Debemos tomar en cuenta que el respeto se define como la consideración que se tiene a una persona, grupo, asociación, institución, entre otros, por los valores que representan o por la trayectoria de años que los acreditan. El respeto va de la mano de la cordialidad y seguridad; permite la aceptación de las limitaciones ajenas y el reconocimiento de las virtudes de los demás. En términos breves, el respeto reconoce la autonomía de cada persona y acepta el derecho a ser diferente.

Desde que somos pequeños nuestros padres y autoridades, como lo pueden ser los profesores y maestros de la escuela, o simplemente los adultos que estén a cargo de nosotros, son los encargados de formarnos como personas dignas de poseer respeto propio y hacia los demás a través de reglas que van surgiendo para una convivencia entre todos.

 

Los abuelos son piezas invaluables en la estructura familiar. Aportan experiencia, conocimiento, afecto. En suma, ayudan a enriquecer la vida emocional de sus nietos. Sin embargo, hay niños que no respetan a sus abuelos. No toman en cuentan sus opiniones, los marginan y hasta se burlan de ellos. Asimismo, cualquier falta de respeto por parte de los niños hacia los abuelos debe ser corregida de manera inmediata.

 

Algunas acciones que podemos empezar a hacer para mostrar ese respeto es cederles siempre el lugar reconocido por preferente y procurar no contradecirles jamás. Cuando nos creamos con derecho de hacerles alguna observación, guardemos una moderación respetuosa, que lejos de indisponerlos contra nosotros, les inspire una dulce confianza y les empeñe a escucharnos favorablemente.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín