Hiperplasia Prostática Benigna. III

¡Hola! Les dejamos la última parte del artículo Hiperplasia Prostática Benigna.

 

– Parte 3 de 3

* Tratamiento

Lo primero que tiene que hacer es cambiar su estilo de vida: disminuya la ingesta de líquidos antes de acostarse y modere el consumo de alcohol.

Si  necesita medicamentos, suelen utilizarse los alfa bloqueantes ya que relajan la musculatura lisa de la próstata y el cuello de la vejiga, y esto hace que no exista un bloqueo del flujo de orina. También se pueden utilizar los inhibidores de la testosterona 5-alfa reductasa (estos fármacos se toman para mejorar los síntomas, como la urgencia de orinar con frecuencia y la dificultad para empezar a orinar).

 

En caso de que con lo anterior no haya funcionado, se suele recurrir a la cirugía de resección transuretral de próstata (esto quiere decir que extirpan parte de la próstata).

Es recomendable que la cirugía de próstata se pueda requerir si usted presenta:

Incontinencia  (es la pérdida de orina sin que exista la posibilidad de controlar esa expulsión de líquido).

Sangre en la orina con frecuencia.

– Incapacidad para llenar por completo la vejiga.

Infecciones urinarias recurrentes.

– Insuficiencia renal.

– Cálculos renales.

 

* Complicaciones

Puede existir lo siguiente:

– Retención aguda o crónica de la orina.

– Múltiples infecciones en la uretra.

– Presencia de sangre en la orina.

– Formación de cálculos, o como se la llaman vulgarmente «piedras» en la vejiga.

– Incontinencia.

– Insuficiencia renal.

 

* Recomendaciones

– Tratar de no beber alcohol ni fumar.

– Tener una correcta dieta, la alimentación debe contener vegetales abundantes, frutas, legumbres y un bajo contenido en carnes rojas, grasas saturadas, sal azúcar y calcio. Comer cereales integrales y en caso de comer grasas que sean de origen vegetal.

– Trate de ir a orinar con más frecuencia en el día, pero más que nada antes de acostarse.

– Realizar ejercicio. Para que pueda evitar la obesidad.

–  Evitar viajes largos, estreñimiento, comidas flatulentas, frío y humedad.

 

La próstata es una parte del tracto reproductivo masculino. Produce un líquido que combina con el esperma para crear semen. A medida que el hombre va envejeciendo la próstata va aumentando gradualmente de tamaño, y como ésta rodea a la uretra (que es por donde viaja la orina) interfiere con el flujo de la orina. Es importante que el adulto mayor sepa esta información ya que este padecimiento es muy común en los hombres de la tercera edad.

 

Gracias por leernos y esperen la próxima semana un nuevo artículo.

 

Etiquetas:

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos