Cerrar
ENVÍOS A TODO MÉXICO DE 2 A 6 DÍAS HÁBILES
ENCUENTRA TU SUCURSAL MÁS CERCANA, VER SUCURSALES
ENVÍOS A TODO MÉXICO DE 2 A 6 DÍAS HÁBILES

Higiene en la tercera edad Parte 2

'- Parte 2 de 3

Buenos días amigos, ¿cómo amanecieron? Espero que muy contentos. El día de hoy continúo con el tema de la semana: la higiene en la tercera edad. Voy a hablar de las ventajas de la higiene. Espero que esta información sea útil para ustedes. Saludos.

 

Bañarse es considerado como un hábito de higiene, ya que el baño diario es una parte fundamental del aseo personal de cualquier persona sin importar su edad. Es debido a esto que tal práctica debe asegurarse como una rutina indispensable. La piel es considerada una barrera de protección contra el medio ambiente porque absorbe impurezas y gérmenes que pueden infectar el cuerpo a través de cualquier raspón o herida.

El baño tiene una gran cantidad de ventajas, algunas de éstas son las siguientes:

  • Elimina células muertas, así como secreciones de las glándulas sebáceas y sudoríparas.
  • Evita el mal olor.
  • Es una actividad relajante.
  • Ayuda a realizar un mejor trabajo físico o mental, además se está más alerta y despejado durante el día.
  • Una buena ducha proporciona placer y bienestar inmediatamente, lo que beneficia a la salud emocional.

 

Es importante saber que los adultos mayores con demencia, sobre todos los que padecen Alzheimer, se les dificulta aceptar bañarse. Si alguno de ustedes es cuidador de este tipo de pacientes, seguramente ha experimentado la batalla que se desata a la hora de bañar al adulto mayor, ya que se niega a entrar a la bañera o quitarse la ropa, grita, llora, empuja, escupe y/o tira objetos.

 

Muchos piensan que es incomprensible que haya que luchar para que una persona se bañe porque, para la mayoría, la hora de asearse es una experiencia placentera y refrescante. Pero hay que tomar en cuenta que la persona de edad avanzada tiene demencia. No ve, ni percibe las cosas como los demás y, por diversas razones, experimenta miedo o se siente amenazado en ese momento.

 

Difícil es para el cuidador hacer que la persona acepte el tomar un baño, ya sea de ducha (regadera) o de tina o asiento. Pero nada es imposible, y con un poco de práctica y paciencia podremos lograr que nuestro familiar acepte ir al cuarto de baño, tomar una sabrosa ducha o bien acomodarse en la tina y recibir un buen baño.

Publicado Hace 4 años
x
Carrito

No hay productos en el carrito.

x

Buscar por nombre de producto, categoría o SKU

Categorías más buscadas: