Fascitis plantar. Parte 3.

– Parte 3 de 3

Hola amigos, ¿cómo están el día de hoy? Espero que muy bien. Con esta parte voy a concluir el artículo de la semana: la fascitis plantar. En esta última sección voy a hablarles del tratamiento de este padecimiento.  Además, les mencionaré algunos productos con los que contamos en vida abuelo. Saludos.

* Tratamiento

Los tratamientos conservadores para la fascitis plantar tienen éxito en el 80-90% de los pacientes. Esto incluye hacer reposo, colocar hielo sobre la zona adolorida y estirar durante muchos meses.

Los analgésicos como el ibuprofeno y el naproxeno sódico pueden aliviar el dolor y la inflamación.

Las taloneras son dirigidas teóricamente a disminuir la intensidad del impacto sobre el talón y también a relajar la tensión de la fascia plantar mediante la elevación del talón con un material blando. Se ha demostrado que el resultado positivo del tratamiento con esta terapia ha sido principalmente positivo en pacientes con poca grasa plantar en el talón o con talones doloridos.

Cuando el tratamiento no quirúrgico no es efectivo se vuelve necesario realizar una cirugía con el fin de liberar la fascia tensa e inflamada. El porcentaje de pacientes que llegan a este tipo de tratamiento es pequeño.

Algunos de los productos de vida abuelo que pueden utilizar las personas con este problema son:

  • Talonera de gel para adultos mayores adaptable a cualquier zapato. Ayudan a absorber el impacto al caminar, además de proporcionar soporte en la zona del talón. Su diseño en gel evita el roce, el impacto y ayuda a los talones sensibles. Realiza masaje a cada paso además de ser antideslizante. Ayuda a distribuir el peso en todo el pie lo que libera la tensión en los talones.
  • Talonera especial para adultos mayores. Esta talonera ayudará a que la lesión no recaiga totalmente en superficie rígida, brindando así comodidad y estabilidad al caminar o estar de pie. El relleno central es de gran utilidad para las personas que buscan soporte, estabilidad o que sufren de cansancio al caminar. Además, también ayuda a los dolores y desgaste de huesos y articulaciones.

Amigos los invito a dar clic al siguiente link para que obtengan una mayor información:

La fascitis plantar afecta aproximadamente al 10% de la población a lo largo de su vida. Es una de las causas más comunes del dolor de talón y consiste en una inflamación aguda de la estructura de tejido conjuntivo que se sitúa en la planta del pie para sostener el arco plantar. Ha sido diagnosticada muchas veces como espolón calcáneo. El espolón no es la causa de la fascitis, sino consecuencia de la misma. Lo que duele no es el espolón, sino la fascitis.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos