Fascitis plantar. Parte 2.

– Parte 2 de 3

Hola amigos, ¿cómo están el día de hoy? Espero que estén muy bien, sigo con el tema de la semana: la fascitis plantar. En esta ocasión voy a hablarles de los principales síntomas de este padecimiento, así como del diagnóstico. Es de gran importancia que pongan especial atención en este tema, ya que esta enfermedad es frecuente. Saludos.

* Cuadro clínico

Los pacientes con fascitis plantar presentan la siguiente sintomatología:

  • Dolor en la parte inferior del talón. Es el síntoma más común, generalmente es agudo en la mañana y va disminuyendo a lo largo del día. Al finalizar el día, el dolor puede ser reemplazado por un dolor que es difícil de localizar específicamente en un punto y que mejora con el reposo.
  • El dolor puede aumentar al realizar una flexión dorsal o dorsiflexión pasiva (es el movimiento en la articulación del tobillo que acerca los pies hacia la pierna), manteniendo al paciente de puntillas o de talones. Estos movimientos tienen como consecuencia tensar la fascia plantar.
  • Hinchazón leve en talón.
  • Enrojecimiento.
  • Sensibilidad en la parte inferior del talón.

* Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los antecedentes personales del paciente y la exploración física de la misma.

Generalmente, no se necesitan estudios complementarios para tener el diagnóstico. Sin embargo, algunas veces el médico puede solicitar radiografías para observar la posibilidad de que el paciente tenga un espolón calcáneo (es una prominencia ósea que puede aparecer en la parte anterior del talón), que aparece en ocasiones, aunque su presencia o ausencia no es condición indispensable para el diagnóstico de la fascitis plantar. También puede solicitarlas para asegurarse de que la causa del dolor no sea por otro problema, como una fractura por estrés o una compresión nerviosa. Otra prueba que también pueden ayudar para el diagnóstico es la ecografía o ultrasonido.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos