equilibrio tercera edad, equilibro adulto mayor, equilibrio
Cerrar
ENVÍOS A TODO MÉXICO DE 2 A 6 DÍAS HÁBILES
ENCUENTRA TU SUCURSAL MÁS CERCANA, VER SUCURSALES
ENVÍOS A TODO MÉXICO DE 2 A 6 DÍAS HÁBILES

El equilibrio en la tercera edad. Parte 1.

'- Parte 1 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que vaya muy bien, porque hoy voy a hablarles de un tema de gran importancia para ustedes: el equilibrio en la tercera edad. En esta ocasión voy a darles una introducción sobre este tema, así como sus aspectos más importantes. Saludos.

 

El equilibrio en los seres humanos se refiere a la capacidad de mantener una postura estable y controlada durante diversas actividades, como estar de pie, caminar, correr o realizar movimientos coordinados. El equilibrio es un proceso complejo que involucra la integración de información sensorial, la coordinación muscular y la regulación del sistema nervioso.

El equilibrio en los adultos mayores es de vital importancia para prevenir caídas y lesiones, ya que a medida que envejecemos, podemos experimentar cambios en nuestra capacidad de equilibrio y coordinación. Mantener un buen equilibrio en la vejez puede mejorar la calidad de vida y prevenir accidentes.

 

Los principales sistemas involucrados en el equilibrio humano son:

  1. Sistema vestibular: Se encuentra en el oído interno y está compuesto por estructuras como los conductos semicirculares y los otolitos. El sistema vestibular detecta los cambios en la posición de la cabeza y proporciona información sobre el equilibrio y la orientación espacial.
  2. Sistema visual: La información visual proveniente de los ojos juega un papel importante en el equilibrio. Permite al cerebro obtener información sobre la posición del cuerpo en relación con el entorno y realizar ajustes necesarios para mantener el equilibrio.
  3. Sistema propioceptivo: Este sistema consiste en receptores sensoriales ubicados en los músculos, articulaciones y tendones. Proporciona información sobre la posición relativa y el movimiento de las diferentes partes del cuerpo, lo que contribuye a la conciencia espacial y al control muscular necesario para el equilibrio.
  4. Sistema nervioso central: El cerebro y la médula espinal son responsables de procesar la información sensorial y coordinar las respuestas motoras para mantener el equilibrio. Diversas áreas del cerebro, como el cerebelo y los ganglios basales, desempeñan un papel crucial en la integración y coordinación de la información sensorial y el control motor.
Publicado Hace 1 año
x
Carrito

No hay productos en el carrito.

x

Buscar por nombre de producto, categoría o SKU

Categorías más buscadas: