Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica. Parte 3.

– Parte 3 de 3

Que tal amigos, ¿cómo están? Espero que estén de maravilla, el día de hoy voy a concluir con el artículo de la semana: la colitis ulcerosa crónica inespecífica. En esta última parte voy a hablarles del diagnóstico y tratamiento de este padecimiento. Saludos.

 

* Diagnóstico

El médico realizará el diagnóstico de colitis ulcerosa a base de la sospecha clínica que tuvo por los antecedentes y exploración física al paciente, esto se puede apoyar con pruebas diagnósticas como:

  • La colonoscopia. Esta exploración le permite al médico visualizar todo el colon por medio de un tubo delgado y flexible con luz que tiene una cámara incorporada. En los casos de leves o moderados la colonoscopia es preferible porque se puede evaluar la extensión de la enfermedad.
  • La rectosigmoidoscopia flexible. El médico usa un tubo delgado y flexible con luz para examinar el recto y el sigmoide, la última parte del colon. Se utiliza en los casos de moderados a severos, ya que hay un mayor riesgo de perforación intestinal.
  • Biopsia. El diagnóstico se establece mediante una biopsia (es un procedimiento que se realiza para extraer una pequeña muestra de tejido o de células del cuerpo para su análisis en un laboratorio), en cuyo examen histopatológico se observan datos de inflamación.
  • Muestra de heces. La presencia de glóbulos blancos en las heces puede ser un indicio de que tienes colitis ulcerosa. Una muestra de heces también puede ayudar a descartar otros trastornos, como infecciones causadas por bacterias, virus y parásitos.

 

* Tratamiento

El objetivo del tratamiento está dirigido a aliviar la inflamación de la mucosa, la desaparición de los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente.

El tratamiento médico suele ser la terapia inicial en la mayoría de los casos. Los medicamentos más utilizados son los antiinflamatorios derivados del ácido 5-aminosalicílico (5-ASA; sulfasalazina, mesalamina) y los esteroides. En algunos casos pueden utilizarse los inmunosupresores, como la azatioprina, ciclosporina, infliximab, vedolizumab.

La cirugía se va a realizar en fracaso del tratamiento médico, complicaciones asociadas al tratamiento médico y/o complicaciones agudas de la enfermedad. Para eso, generalmente hay que extraer el colon y el recto completos (proctocolectomía).

 

 

La colitis ulcerosa crónica idiopática es una enfermedad inflamatoria intestinal de tipo crónico y de causa no totalmente determinada, que afecta exclusivamente al colon (intestino grueso); comenzando habitualmente en el recto y extendiéndose muchas veces, de manera continua y simétrica a otros segmentos del colon.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín
NuevosProductos