Pie diabético. Parte 1.

– Parte 1 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que vaya muy bien, porque hoy voy a hablarles de un tema de gran importancia para los adultos mayores: el pie diabético. En esta ocasión voy a darles una información detallada acerca de este padecimiento, así como sus aspectos más importantes. Saludos.

 

Primero que nada, debemos saber la definición del problema para dar inicio al artículo. Un pie diabético es un trastorno de los pies provocado por el daño de las arterias periféricas que irrigan el pie, daño de los nervios periféricos o infecciones que se produce en una persona que padece de diabetes. Sino se detecta a tiempo se pueden llegar a cerrar las arterias que llevan sangre a los pies y producir gangrena (muerte de los tejidos del cuerpo).

 

En los pacientes diabéticos es frecuente que las lesiones propias del denominado pie diabético se presenten sin dolor, lo que da como resultado que se agrave la lesión antes que el paciente solicite ayuda especializada.

 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) los criterios que definen a una persona diabética consiste en unas cifras de glucosa en sangre en ayuno igual o superior a 126mg/dl, que la hemoglobina glucosilada (refleja el promedio de la glucosa del individuo en los tres a cuatro meses antes de la toma de la muestra) sea superior al 6.5% o que la glucosa en sangre en un test de sobrecarga oral de glucosa sea igual o superior a 200 mg/dL.

 

La diabetes es una enfermedad crónica cuyo descontrol ataca a las terminaciones nerviosas y a los vasos sanguíneos de varios órganos y estructuras dentro de los cuales está el pie. Además se considera la primera causa de amputación no traumática en extremidades inferiores (que engloba los muslos, piernas y pies).

Al aumentarse la expectativa de vida, la proporción de diabético también ha aumentado, ahora el diabético vive más y por lo tanto son más frecuentes la neuropatía y la enfermedad oclusiva arterial, tanto central como periférica que pueden aumentar el  riesgo de infección y gangrena en el pie de los diabéticos.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín