Hipercolesterolemia. Parte 3.

– Parte 3 de 3

Hola amigos, ¿cómo están? El día de hoy voy a concluir con el tema de la semana: hipercolesterolemia. En esta parte en específico les hablaré del tratamiento de este padecimiento. Espero que les parezca interesante esta información. Saludos.

 

* Tratamiento

Es importante tomar en cuenta que antes de recurrir a los medicamentos, es necesario cambiar nuestro estilo de vida para disminuir los valores de colesterol malo que se deposita en las paredes de las arterias formando placas y favoreciendo la aparición de enfermedades cardíacas y aumentar los valores de colesterol bueno que elimina el colesterol de la sangre y lo devuelve al hígado para ser eliminado.

  • No farmacológico

– Alimentación saludable. Mantener una dieta equilibrada es fundamental para evitar que los niveles de colesterol aumenten. Para lograr esto es importante evitar el consumo de grasas saturadas (manteca de cerdo, piel de pollo), disminuir el consumo de alimentos que contienen colesterol, aumentar el consumo de fibra, de frutas y verduras. Evitar los fritos cocinando a la plancha, horno o vapor.

– Beber mínimo 2 litros diarios de agua.

– Realizar ejercicio. Es de gran importancia incluir un plan deportivo en la rutina. Caminar, trotar o nadar son algunos de los deportes que pueden empezar a practicar a intensidad moderada y de forma regular, mínimo 30 minutos diarios. De esta manera, las personas contribuirán al aumento del colesterol bueno HDL y reducirán el LDL, o colesterol malo, y los niveles de triglicéridos.

– Evitar fumar. Este cambio además va a ayudar a evitar las complicaciones, ya que reduce el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular.

– Evitar el alcohol.

 

  • Farmacológico

El tratamiento farmacológico de las hipercolesterolemias se basa en el uso de los siguientes medicamentos:

– Estatinas. Ayudan a que el organismo produzca menos colesterol. Las estatinas son los medicamentos más eficaces para disminuir los niveles de colesterol en sangre. Los efectos secundarios más frecuentemente asociados con su uso son fatiga, trastornos gastrointestinales, estreñimiento y calambres. Pero la mayoría de las personas que toman estatinas no tienen efectos secundarios.

– Resinas. Disminuye los valores de colesterol en sangre actuando sobre el sistema gastrointestinal.

-Fibratos. Disminuye los valores de colesterol total y triglicéridos.

 

La hipercolesterolemia se produce cuando la presencia de colesterol en sangre está por encima de los niveles considerados normales. Este aumento está asociado a diferentes factores como el tipo de dieta, el sexo de la persona, el estilo de vida y la síntesis endógena del organismo. Es importante tomar en cuenta que cambiar a un estilo de vida más saludable puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol en gran medida.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín