Espolón calcáneo. Parte 1.

– Parte 1 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que vaya muy bien, porque hoy voy a hablarles de un tema de gran importancia para los adultos mayores: el espolón calcáneo. En esta ocasión voy a darles una información detallada acerca de la definición de esto, sus aspectos más importantes y sus factores de riesgo. Saludos.

 

Para iniciar este artículo debemos de saber que el calcáneo es un hueso del pie, es corto, asimétrico, de forma cúbica irregular. Este hueso básicamente constituye el talón del pie. Su posicionamiento espacial es muy importante para contribuir a una marcha correcta y a la salud del resto del conjunto articular del pie.

El espolón calcáneo es una protuberancia del hueso en la parte inferior del calcáneo (en la planta del pie) y esto puede ocasionar dolor en el talón.

 

* Factores de riesgo

Algunos de los factores que se relacionan con el espolón calcáneo son los que se muestran a continuación:

  • Edad avanzada. Disminuye la flexibilidad de la fascia plantar (es el tejido grueso en la planta del pie, conecta el calcáneo a los dedos y crea el arco del pie) y se adelgaza la almohadilla de grasa que protege al talón
  • Enfermedades reumáticas (artritis reumatoide, gota) que favorecen el acúmulo de sustancias.
  • Anomalías en la biomecánica del pie. Producen demasiada tensión en los ligamentos y nervios en la zona interna del talón y por resultado dan problemas posturales (como el pie plano, calzado inadecuado o alteraciones de la marcha).
  • Correr o trotar sobre superficies duras.
  • No utilizar el calzado apropiado, en zapatillas que sean planas y no tengan ningún soporte en el arco.
  • Obesidad o sobrepeso. El exceso de peso produce más presión en la bóveda plantar, generando estiramientos continuos de la fascia plantar.
  • Diabetes mellitus.
  • Pasar mucho tiempo de pie.
  • Actividad física excesiva. Los deportistas que realizan movimientos violentos con el pie.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín