Apoyo familiar. Parte 2.

– Parte 2 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que vaya muy bien. En esta ocasión voy a hablarles algunos de los retos que tienen los adultos mayores que pueden interferir con la familia. Espero que la información que les proporcionaré a continuación les parezca interesante. Saludos.

 

El adulto mayor puede tener algunos obstáculos que pueden ser causa de discusiones en la familia, estos pueden ser la falta de salud física, la pérdida de autonomía, deterioro cognitivo y/o la soledad. Esto puede dar como consecuencia que se apoye en sus hijos y familiares; y por lo tanto, todos los lazos familiares van a experimentar cambios.

 

Algunas veces estos cambios son vividos por la familia con cierta impotencia e inseguridad, ya que puede ir acompañada de lo siguiente:

 

  • Vivir bajo un mismo techo tres generaciones. A veces las viviendas no tienen espacio ni condiciones adecuadas para ello.
  • No recibir el cuidado adecuado. Las ocupaciones laborales de los hijos impiden que los padres reciban la atención que a ellos les gustaría proporcionarles.
  • Cuando aparecen los primeros problemas de salud, se invierten las relaciones familiares. El adulto mayor deja de tener el mismo peso dentro de la familia, y en ésta se puede generar un sentimiento de rechazo y abandono.
  • La mayoría de los familiares tienen otras cargas familiares como hijos y/o nietos.
  • Los cuidadores deben soportar un elevado grado de estrés que puede tener consecuencias no sólo para el cuidado de la persona de edad avanzada sino también para su propia salud.
  • Las familias que tienen en su hogar una persona mayor dependiente suelen tener sentimientos dolorosos y de incomprensión frente a los cambios rápidos que se producen en él.
  • Ingresos inadecuados. La falta de recursos económicos puede afectar seriamente al cuidado de la persona mayor, es un área de alta prioridad para la valoración de enfermería.
  • Tiempo durante el cual han de prestarse los cuidados. Cuando el adulto mayor requiere mucha atención o lleva prestándose durante mucho tiempo, pueden aparecer síntomas de agotamiento físico y psíquico por parte de los familiares.
  • En los familiares se pueden presentar dudas acerca de si no han hecho todo lo necesario para evitar la situación en la que se encuentra el adulto mayor a su cargo.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín