Temblor esencial. Parte 1.

– Parte 1 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que muy bien, porque el día de hoy les tengo un tema de gran importancia para los adultos mayores: el temblor esencial. En este primer apartado les voy a dar una introducción del tema. Saludos.

 

En términos generales se le conoce como temblor a un movimiento rítmico o sacudidas en una o más partes del cuerpo. Es un trastorno del movimiento frecuente que afecta con mayor frecuencia las manos, pero también puede afectar los brazos, la cabeza, las cuerdas vocales, el torso y las piernas. El temblor puede ser constante o intermitente (que ocurre en distintos momentos y con interrupciones). Puede ocurrir esporádicamente (por sí solo) o como resultado de otro trastorno.

 

* Clasificación

Para entender mejor, voy a mencionar los tipos de temblores.

En general se clasifican en:

  • Normales (fisiológicos). Ocurre en todas las personas sanas.
  • Anómalos (patológicos). Éstos son provocados por trastornos, medicamentos o drogas.

 

En cuanto a la función de su aparición:

  • Temblor en reposo. Ocurre cuando la persona está en reposo (sin moverse). Este tipo de temblor se observa a menudo en personas con enfermedad de Parkinson.
  • Temblor en acción. Ocurre cuando una parte del cuerpo se mueve de forma voluntaria (en movimiento). La mayoría de los tipos de temblores se consideran temblor en acción. Éste se subclasifica en:
  • Temblor postural. Se produce al mantener una postura particular en contra de la gravedad, tal como mantener los brazos extendidos.
  • Temblor isométrico. Ocurre durante una contracción voluntaria del músculo, que no está acompañada por ningún movimiento, por ejemplo, sostener un libro pesado o una pesa en la misma posición.
  • Temblor cinético. Está asociado con cualquier movimiento voluntario, como mover las muñecas hacia arriba y hacia abajo o cerrar y abrir los ojos.

 

El temblor esencial  es el trastorno de movimiento más frecuente. Puede aparecer en la infancia pero aumenta con la edad hasta alcanzar una prevalencia global de más de un 6% en las persones mayores de 60 años.

 

En cuanto a la etiología, este padecimiento no tiene causa evidente.  Se cree que alrededor de la mitad de los casos está asociado un factor genético. Los hijos de un padre que tiene temblor familiar corren un mayor riesgo de heredar este trastorno. Las formas familiares de temblor esencial a menudo aparecen a edades tempranas.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín