Melanoma. Parte 3.

– Parte 3 de 3

Qué tal amigos, con esta parte finalizo el tema de la semana: el melanoma. Voy a mencionar el diagnóstico y tratamiento de este padecimiento. Espero que esta información les parezca interesante. Saludos.

 

* Diagnóstico

Si se ha observado alguno de los cambios descritos anteriormente (en la primera parte) en un lunar, hay que acudir al médico, quien realizará una historia clínica y una exploración física detallada. Además va a solicitar una serie de pruebas para confirmar si se trata o no de un melanoma. Estas pruebas incluyen:

  • Es una técnica diagnóstica no invasiva, desarrollada para estudiar las lesiones cutáneas.
  • La única manera de diagnosticar el melanoma con precisión es con una biopsia. En este procedimiento, se extrae una parte o la totalidad del lunar o crecimiento sospechoso, y un patólogo analiza la muestra.
  • Análisis de sangre.
  • Pruebas de imagen.

 

* Tratamiento

El manejo médico va a depender de la etapa y la evolución del cáncer. Así como los factores relacionados con el paciente.

  • Fase inicial. Suele comprender la cirugía para extirpar el melanoma. Un melanoma muy delgado puede extirparse por completo durante la biopsia, por lo que no requiere tratamiento adicional. De lo contrario, el cirujano extirpará el cáncer y también un borde de piel normal y una capa de tejido debajo de la piel.
  • Si el cáncer invadió otros órganos además de la piel. Cirugía para extraer los ganglios linfáticos afectados. También se pueden recomendar tratamientos adicionales antes o después de la cirugía.
  • Quimioterapia. Utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas.
  • Radioterapia. Este tratamiento utiliza haces de energía de alta potencia, como rayos X, para destruir las células cancerosas. A veces, se utiliza para ayudar a aliviar los síntomas del melanoma que se diseminó a otra parte del cuerpo.

 

La aparición de manchas en la piel es algo normal, especialmente cuando envejecemos. Sin embargo, puede haber ocasiones en las que el aspecto de estas manchas nos advierta de la presencia de un melanoma (cáncer de piel). Por tanto, es recomendable revisar nuestra piel al menos una vez al mes.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín