Lo que deben saber sobre la silla de ruedas. Parte 1.

– Parte 1 de 3

Que tal amigos, ¿cómo están el día de hoy? Espero que muy bien, el día de hoy les tengo preparado un tema que va dirigido a todos los cuidadores y a las personas que utilizan la silla de ruedas. En esta primera parte voy a empezar con una introducción y de qué forma está compuesta la silla de ruedas. Saludos.

Cuando uno se enfrenta por primera vez a la situación de tener que elegir una silla de ruedas para un ser querido, un mundo de muchas posibilidades se abre ante nosotros.

  La función de la silla de ruedas es facilitar o aumentar la realización de actividades del aparato locomotor (lo conforman las estructuras anatómicas formadas por el esqueleto y los músculos) a las personas que tienen problemas con este aparato, ya sea por deficiencias, lesión, o alguna enfermedad física (un ejemplo puede ser la paraplejía) o psicológica.

Manuales. Son un modelo de silla de ruedas, impulsadas por la misma persona que hace girar las ruedas traseras empujando los aros acoplados en el exterior de éstas.

 

*Elementos de una silla de rueda:

  • Asiento. El tamaño del asiento deber ser el adecuado. Esto sumado a un buen cojín antiescaras (que ya hablaremos en otra ocasión) nos proporcionara una posición correcta y una distribución de las presiones adecuadas.
  • Respaldo. Este debe ser firme. A veces es del mismo material que el asiento.  Su función es posicionar tronco y da comodidad.
  • Reposapiés. Tienen que estar a una altura en la que las rodillas y las caderas formen dos ángulos de 90º. Favorece una correcta posición del cuerpo, ayudando a reducir la tensión y la fatiga de las piernas, la espalda y el cuello.
  • Reposabrazos. Están forrados y rellenos del mismo material viscoelástico que el asiento y el respaldo. En estos se pueden regular el altura y anchura
  • Reposapiernas.
  • Mangos de empuje.
  • Ruedas delanteras o giratorias. Entre más pequeñas sean las ruedas delanteras, tendrán menor rozamiento y mayor facilidad de giro, siendo adecuadas para interiores. Las ruedas grandes son más recomendables para exteriores, y suelo accidentados, ya que resulta más fácil salvar obstáculos y no se clavan en el terreno.
  • Ruedas traseras o propulsoras. La rueda más pequeña permite aplicar menor esfuerzo para propulsarla, pero también requiere mayor número de impulsos.
  • Aros propulsores. Son los que nos permiten realizar el impulso.
  • Barras de cruceta. Es la parte del chasis que permite plegar la silla.
  • Barras de inclinación.Facilitan a la persona que te lleva en la silla de ruedas levantar las ruedas delanteras para salvar obstáculos.
  • Frenos de estacionamiento. Con zapatalos más comunes son los de montaje alto.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín