Hígado graso no alcohólico. Parte 1.

– Parte 1 de 3

Hola amigos, ¿cómo va su día? Espero que vaya muy bien, el día de hoy les tengo un tema de gran interés: el hígado graso no alcohólico. En esta primera parte voy a darles una introducción acerca del tema. Espero que esta información sea de gran importancia para ustedes. Saludos.

 

El hígado está situado en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, debajo del diafragma y por encima del estómago, el riñón derecho y los intestinos. Es el segundo órgano más grande del cuerpo, ya que el primero es la piel. Tiene forma cónica, de color marrón rojizo oscuro y pesa alrededor de 1.5 kilogramos. Recibe irrigación sanguínea a través de las siguientes dos fuentes: la sangre oxigenada que circula hacia el hígado por la arteria hepática y la sangre rica en nutrientes que llega al hígado por la vena porta hepática. Algunas de sus funciones son las que se muestran a continuación:

  • Produce la bilis. La bilis es necesaria para la digestión de los alimentos
  • Elabora determinadas proteínas del plasma sanguíneo.
  • Sintetiza colesterol y proteínas específicas para el transporte de grasas a través del cuerpo.
  • Desintoxicación de la sangre.

 

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es una enfermedad en la que se acumula grasa en el hígado, pero esta acumulación no es causada por el consumo excesivo de alcohol.

Esta enfermedad se divide en dos padecimientos importantes, éstos son los siguientes:

  • Hígado graso simple. Hay grasa en el hígado, pero poca o ninguna inflamación o daño en las células del hígado. La mayoría de las veces no causa daño o complicaciones al hígado
  • Esteatosis hepática no alcohólica. Existe inflamación y daños en las células del hígado, y grasa. La inflamación y el daño de las células del hígado pueden causar fibrosis o cicatrización del hígado. La esteatosis puede causar cirrosis o cáncer de hígado.

Categorías: Artículos, Blog

Deja un comentario

Regístrate al Boletín